ANÁLISIS del TRIUNFO AGÓNICO de INDEPENDIENTE vs TALLERES

Independiente se llevó un premio excesivo, el empate era posiblemente lo más acorde a lo que dieron uno y otro. Incluso un empate con el arquero Sebastián Sosa como figura del partido, y eso habla un poco de lo que sucedió en el partido. Si el arquero de Independiente fue figura, tiene que ver con que Talleres lo exigió, pero también es cierto que Talleres no jugó bien, aún generando situaciones de riesgo, no jugó bien. Y por eso Independiente terminó quedándose con el partido.

Partido que se abrió inmediatamente, muy rápido a los 2 minutos el árbitro Rey Hilfer cobró penal. Fue penal tras un lateral para Independiente que fue sacado y calló como un centro directo al área, Silvio Romero de cabeza y hacia atrás lo encontró a Soñora y éste le pegó como venía, de bolea y Rafa Pérez (el colombiano) levantó los brazos, allí le pegó la pelota y el penal estuvo bien sancionado. Silvio Romero venía de errar contra San Lorenzo. Pero esta vez convirtió, lo ejecutó al medio, casi soltando la pelota al medio y Herrera a quién le convirtieron los 5 penales el Miércoles (Boca en la final de la Copa Argentina), fue hacia un costado y terminó sacando del medio.

En el resto del primer tiempo, Independiente no tuvo ataques. Y Talleres de a poquito lo fue empujando. Repito, sin jugar bien, no es que Talleres tuvo sociedades, ni encuentros colectivos interesantes, pero si tuvo ataques, algunos por circunstancias individuales y otros por errores de Independiente. En ese primer tiempo, Enzo Díaz pasando al ataque quiso tirar un centro y la pelota se fue cerrando tanto que terminó pegando en el palo de Sosa y saliendo. Y Diego García, uno de los hombres extremos de Talleres, el ex Estudiantes de la Plata, le robó una pelota en el extremo del área al perro Romero (quién jugó por la derecha en una línea de 5) y terminó pegando un fierrazo fuerte al medio y hubo una buena respuesta de Sosa.

En ese primer tiempo producto del desgaste y stress, dos jugadores importantes de Talleres como son Diego Valoyes y Michael Santos salieron lesionados, ambos con problemas musculares. Y Mateo Retegui y José David Romero entraron para reemplazarlos.

En el final del primer tiempo, el primer grave error arbitral de Rey Hilfer que debió expulsar a Juan Ignacio Méndez por un patadón a Alan Velasco de muy buen partido que se iba a encarar al arquero Guido Herrera, se iba rumbo al área y lo bajó Mendez (para roja sin dudas). El árbitro lo perdonó.

Y en el inicio del segundo tiempo, Talleres volvió a intentar meterse en el campo de Independiente y buscar el empate sin perder tiempo. Trilogía de tapadas fundamentales de Sosa para que haya sido la gran figura de la noche. Primero un tiro libre de Carlos Auzqui que sacó sobre su palo. Inmediatamente después un remate desde fuera del área de Méndez, una bomba, Sosa metió el guante a mano cambiada, la pelota pegó luego en el palo y salió. Y de ese corner ganó Rafa Pérez de arriba, la pelota iba al arco y otra vez el arquero Sosa la sacó por arriba del travesaño. Segundo error insólito de Rey Hilfer, era roja para Auzqui que primero debió haber sido amonestado en el primer tiempo por un patadón a Barreto, el árbitro lo perdonó y en el segundo tiempo fue con plancha hacia adelante contra Velasco y debió haber sido expulsado y el árbitro lo perdonó nuevamente. Tras eso, lo primero que hizo el Cacique Medina es sacarlo porque sabía que él, Auzqui y Méndez debían haber sido expulsados, pero al ser perdonados los ponía en una condic­ión de mirame y no me toques y por eso el DT puso a Hector Fertoli y Matías Sosa en sus lugares. También entró Juan Cruz Esquivel después.

Cuando el partido parecía morirse y Talleres se había quedado con pocas ideas y empujaba solo por el hecho de estar perdiendo el partido llega la jugada del empate con un centro de la izquierda de Enzo Díaz, saltan a cabecear y en la dividida, la pelota le termina pegando a Ayrton Costa en la nuca sin querer, sale hacia el segundo palo y Mateo Retegui estaba allí con olfato de goleador para empujarla ante la salida de Sosa.

Minuto 41 del segundo tiempo, el partido empatado, hace cambios Julio Cesar Falcioni. Lo pone a Carlos Benavídez, lo pone a Ángel David Sayago, ya había entrado Rodrigo Leonel Márquez hace un ratito. Y los cambios parecían no tener sentido porque los hizo en el minuto 45, el árbitro decidió adicionar 6, extendió un minutos más porque los cambios coincidieron con el tiempo agregado. Talleres lo va a buscar porque si ganaba se quedaba con el segundo puesto detrás de River, es una cuestión decorativa pero le servía para cerrar el campeonato de buena manera. Corner para Talleres, van a buscar de arriba, la pelota le queda a Sebastián Sosa porque Enzo Díaz la baja al medio de manera incómoda. El árbitro le da continuidad, Sosa revolea largo y Márquez le gana a Tenaglia, quién fue una fiera a lo largo del partido, pero perdió esta pelota clave contra el chico de Independiente que entró a poco del final. Lo bueno de Márquez fue que la aguantó, no la jugó rápido, no la arriesgó innecesariamente. La puso bajo la suela, encaró hacia el medio, se le abrió el camino para que con un buen pase de derecha dejar solo a Benavídez que mano a mano con el arquero, definió y le dio el triunfo a Independiente en el minuto último minuto de tiempo agregado.

Benavídez había marcado contra Boca y ahora entró al final del partido con Talleres y le da un triunfo a Independiente. Un alivio para Falcioni que lo festejó, los jugadores fueron a abrazarse con él en una muestra de respaldo. El momento del rojo es sabido, su dirigencia está con la cabeza en otra, el momento de Talleres es sabido, quedó dolorido después de no haber logrado pelear el campeonato y haber perdido la Copa Argentina pero entre los dos nos regalaron un lindo partido. Rey Hilfer hizo todo lo posible por arruinarlo con errores arbitrales porque debió haber echado a tres futbolistas (Méndez, Auzqui y también a Domingo Blanco por una doble amarilla que no sacó pero en definitiva terminó siendo victoria para el rojo con Sosa como figura y con Falcioni sonriendo en lo que pudo haber sido su último partido como DT en el rey de copas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *